Aprobada la Ley Fintech mexicana

Aprobada la Ley Fintech mexicana

En continuación con nuestra alerta anterior, os informamos que La Ley Fintech mexicana («la Ley») ha sido publicada en el Diario Oficial de la Federación, después de 3 años de trabajo de un equipo integrado por el sector gubernamental y por elementos claves en el ecosistema privado del Fintech en México.

Con la aprobación de la Ley Fintech, se pretende situar a México en la vanguardia de la regulación Fintech en Latinoamérica y el mundo. Asimismo, se espera que la aprobación de esta ley ayude a incrementar el número de empresas y startups focalizadas en este sector, que a día de hoy es cercano a las 250.

La Ley se centra en regular las plataformas denominadas como » Instituciones de Tecnología Financiera» («ITFs») , a través de las cuales se facilita la celebración de operaciones y servicios financieros relacionados con el acceso al financiamiento e inversiones, servicios de emisión, administración, redención y transmisión de fondos de pago electrónico, además del uso de activos virtuales en dichas operaciones. Con este fin, la Ley reconoce dos tipos de ITFs:

1. Instituciones de Financiamiento Colectivo: son plataformas que se dedican a poner en contacto directo a personas en general, inversionistas y solicitantes, interesadas en participar en esquemas de deuda, de capital, de copropiedad o regalías, brindando acceso a nuevas fuentes de financiamiento para segmentos de la población que por diversos motivos normalmente no tienen acceso a las entidades financieras tradicionales.

2. Instituciones de Fondos de Pago Electrónico:
Son plataformas que realizan servicios de emisión, administración, redención y transmisión de fondos de pago electrónico, entiéndase éstos como el valor monetario emitido a la par contra la recepción de moneda de curso legal que sirva para hacer pagos y transferencias.

Mexico-Ley-Fintech

Una vez publicada la Ley, los diferentes agentes involucrados están a la espera de que el Gobierno mexicano elabora y apruebe las normas específicas de implantación («leyes secundarias») que deberán reducir los riesgos sin convertirse en obstáculos y su vez flexible para incentivar e ir a la par del dinamismo que caracteriza al sector tecnológico.

En efecto, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así como la Secretaría de Hacienda aún deben trabajar para redactar las indicadas leyes secundarias, las cuales deberán emitirse en un plazo de entre 6 a 24 meses desde la fecha de publicación de la Ley Dichas leyes secundarias deberán incluir, entre otros, disposiciones sobre:

• Requerimientos de capital para que las empresas puedan operar;
• La apertura de la interfaz de programación de aplicaciones (API), con la que tanto la banca como las ITFs podrían compartir información para enriquecer sus productos financieros.
• Condiciones específicas de registro y operación de las ITFs,
• Capitales mínimos,
• Montos límites de operaciones,
• Seguridad de la información,
• Gobierno corporativo interno de las IFTs.
Con este primer paso, se han sentado las bases, siendo el reto el lograr la operabilidad necesaria a través de las leyes secundarias, que serán las rectoras y quienes determinen si se logrará el avance que se tiene en la mira.

Contáctenos para ampliar o resolver dudas

Desde el área de Tecnologías, Medios y Telecomunicaciones nos esforzamos por encontrar soluciones eficaces a estos problemas, asesorando a nuestros Clientes en sus intereses empresariales estratégicos.
Si quiere plantearnos alguna cuestión no dude en contactar con nosotros. Podéis contactar con nosotros a través de: info@santiagomediano.com

Submit a Comment

Share This