El Brexit & sus posibles implicaciones para  los titulares de derechos de propiedad intelectual

El Brexit & sus posibles implicaciones para los titulares de derechos de propiedad intelectual

Tras la inseguridad económica y jurídica existente al fijase marzo de 2019 como fecha definitiva para el abandono de la Unión Europea por parte del Reino Unido, la Comisión Europea publicó el 28 de febrero de 2018 un proyecto de acuerdo que, en aras de proporcionar certidumbre, regirá la retirada del Reino Unido de la Unión a lo largo de un período transitorio que se extiende hasta el 31 de diciembre de 2020. Como uno de los principales aspectos que contempla este proyecto, encontramos el estatus jurídico y la normativa aplicable a los derechos de propiedad intelectual e industrial una vez que la normativa comunitaria deje de ser aplicable en el Reino Unido. En concreto, la preocupación en torno al Brexit y los derechos de propiedad intelectual se focaliza: 1.- La pérdida para las entidades y organismos de radiodifusión de la UE del beneficio de la Directiva 93/83/CEE, consistente en que la radiodifusión se entendía realizada en el Estado miembro en el que se introduce la señal, y, por tanto, únicamente se necesitaba disponer de los derechos en dicho Estado. No obstante, el Brexit supondrá la necesidad de obtener en sus relaciones, tanto para UK como los países que componen la UE, autorizaciones específicas para radio transmitir. 2.- A partir de la fecha de la retirada definitiva, las entidades de gestión colectiva de la Unión no estarán sujetas a la obligación establecida en la Directiva 2014/26/UE. Por tanto, no estarán obligadas a representar a las entidades de gestión colectiva con sede en el Reino Unido en lo relativo a licencias multiterritoriales, lo cual, también aplica en sentido contrario y...
La portabilidad transfronteriza es una realidad: los prestadores de servicios digitales ( DSP) deberán prestar el mismo servicio a sus suscriptores en todos los territorios de la Unión Europea, sin coste adicional .

La portabilidad transfronteriza es una realidad: los prestadores de servicios digitales ( DSP) deberán prestar el mismo servicio a sus suscriptores en todos los territorios de la Unión Europea, sin coste adicional .

Desde el 20 de marzo de 2018 el Reglamento (UE) 2017/1128 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de junio de 2017, sobre portabilidad transfronteriza de los servicios de contenidos en línea en el mercado interior, es aplicable en todos los países de la Unión Europea. Este Reglamento es un paso más hacia la consecución de las metas propuestas en 2014 por el actual presidente de la Comisión Europea para promover el concepto de «Mercado Único» en el ámbito digital (Digital Single Market). Todo ello con el fin de dinamizar el Derecho y la actividad económica de la Unión. En concreto, el Reglamento regula la portabilidad transfronteriza entre los Estados miembros. Esto significa que, desde el pasado 20 de marzo, los usuarios de servicios digitales on-line en su Estado de residencia deberán recibir los mismos servicios en otro Estado miembro, sin coste adicional, cuando se trate de una estancia temporal en este segundo Estado. Esto implica que prestadores de servicio (o DSP, por sus siglas en inglés) como Netflix, Movistar +, ITunes, y Spotify, entre otros, han tenido que eliminar eventuales restricciones a la prestación de sus servicios dentro de la Unión Europea por razón del Estado en el que se encuentre el usuario-las cuales se derivan, en su mayoría, de la adquisición de licencias exclusivas-. Además, los DSP deben garantizar a los usuarios las mismas funcionalidades de las que disfrutan en su Estado de residencia sin coste adicional. No obstante, esto no implica que dicha prestación se haga bajo los mismos estándares de calidad (a menos que se estipule lo contrario contractualmente). Si bien es cierto que...
¿Cómo se debe indemnizar la finalización de un contrato temporal tras la sentencia del TJUE de 14/09/2016?

¿Cómo se debe indemnizar la finalización de un contrato temporal tras la sentencia del TJUE de 14/09/2016?

En los últimos días los medios de comunicación se han hecho eco de la reciente publicación de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de fecha 14/09/2016, indicando que, tras la citada sentencia, la indemnización de los trabajadores temporales se equipara a la de los trabajadores fijos o indefinidos. Pero ¿qué significa tal equiparación? ¿qué es lo que dice realmente la sentencia del TJUE? La cuestión que se plantea ante el TJUE es si una trabajadora con contrato de interinidad tiene derecho a reclamar el pago de una indemnización por la finalización de su contrato, y el TJUE concluye que sí bajo el siguiente razonamiento: La normativa española discrimina entre trabajadores con contrato de duración determinada y trabajadores fijos porque, aunque ambos se extingan por causas objetivas, la indemnización de los primeros asciende únicamente a 12 días y la de los segundos a 20 días. Asimismo, esta desigualdad es aún más evidente en lo que atañe a los interinos, a los que la normativa nacional no reconoce indemnización alguna cuando dicho contrato finaliza con arreglo a la normativa. Habrá que esperar para ver si esta decisión judicial provoca o no una nueva reforma legislativa en el ámbito laboral y en qué términos. Mientras tanto, serán los Tribunales españoles los que tendrán que decidir cómo aplicar la ley actual a la luz de la sentencia del TJUE. Desde el Área Laboral de Santiago Mediano Abogados quedamos a vuestra disposición para atender cualquier necesidad particular relativa a este asunto que pudierais precisar. Si desea ampliar información puede contactanos...
Aprobación de la nueva legislación en materia de Marcas de la UE

Aprobación de la nueva legislación en materia de Marcas de la UE

ALERTA APROBACIÓN DE LA NUEVA LEGISLACIÓN EN MATERIA DE MARCAS DE LA UNIÓN EUROPEA El pasado 15 de diciembre de 2015, el Parlamento Europeo aprobó el Reglamento de la Marca de la Unión Europea y la Directiva relativa a la Aproximación de las Legislaciones en materia de Marcas  El Reglamento entrará en vigor en el plazo de 90 días desde su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOCE), que tendrá lugar durante el mes de enero de 2016. Respecto  a  los  cambios  más  inmediatos  y  significativos  a  nivel  práctico  que  supondrá la entrada en vigor del Reglamento son de destacar los siguientes: La Marca Comunitaria pasará a llamarse Marca de la Unión Europea. Se modifica la actual denominación de Office for the Harmonization in the Internal Market (OHIM) que pasará a denominarse  European Union Intellectual Property Office (EUIPO). Se modifica el actual  sistema de  tasas en el  que  se establece una  tasa base  por las tres primeras clases y una tasa adicional por cada clase que exceda de la tercera, por un nuevo sistema en la que se pagará una tasa por cada clase. Se establece un periodo  transitorio de seis meses para adecuar las marcas comunitarias solicitadas  con  anterioridad  a  la  fecha  de  la  sentencia  IP  Translator,  de  22  de  junio de 2012, que se hubieran solicitado con arreglo a los enunciados generales de la Clasificación de  Niza,  de  modo  que  se  indiquen  claramente  los  productos  y  servicios designados, cumpliendo así con los requisitos  de claridad y precisión que exige esta sentencia. En  cuanto a la Directiva, ésta  deberá  ser  transpuesta a la legislación  nacional  de los estados miembros  de  la Unión  Europea en el  plazo  de  tres  años,  con excepción  de  las  disposiciones relativas a los  procedimientos administrativos  de  caducidad y  nulidad  respecto  de los  cuales las oficinas nacionales disponen de un plazo de siete años para su puesta en marcha. Respecto a los cambios que la transposición de esta Directiva implicará en los procedimientos de registro de marcas españolas ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) son de reseñar, entre otros, los siguientes: Se establece la necesidad de probar el uso de la marca oponente en los procedimientos de oposición, requisito que actualmente no se contempla. El  ejercicio  de  las  acciones  de  caducidad  y  nulidad  serán  tramitados  mediante procedimientos  administrativos  ante  la  OEPM,  en  lugar  de  los  actuales  procedimientos judiciales de caducidad y nulidad ante los Tribunales de lo Mercantil. Una  vez  se  publiquen  los  textos  definitivos  de  ambas  disposiciones  les  informaremos  con mayor  detalle  de  los  cambios  que  la  entrada  en  vigor  de  estos  textos  puede  suponer tanto para sus marcas ya registradas como para las futuras solicitudes que se...
Aprobación de la nueva legislación en materia de Marcas en la Unión Europea

Aprobación de la nueva legislación en materia de Marcas en la Unión Europea

El pasado 15 de diciembre de 2015, el Parlamento Europeo aprobó el Reglamento de la Marca de la Unión Europea y la Directiva relativa a la Aproximación de las Legislaciones en materia de Marcas. El Reglamento entrará en vigor en el plazo de 90 días desde su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOCE), que tendrá lugar durante el mes de enero de 2016. Respecto a los cambios más inmediatos y significativos a nivel práctico que supondrá la entrada en vigor del Reglamento son de destacar los siguientes: La Marca Comunitaria pasará a llamarse Marca de la Unión Europea. Se modifica la actual denominación de Office for the Harmonization in the Internal Market (OHIM) que pasará a denominarse European Union Intellectual Property Office (EUIPO). Se modifica el actual sistema de tasas en el que se establece una tasa base por las tres primeras clases y una tasa adicional por cada clase que exceda de la tercera, por un nuevo sistema en la que se pagará una tasa por cada clase. Se establece un periodo transitorio de seis meses para adecuar las marcas comunitarias solicitadas con anterioridad a la fecha de la sentencia IP Translator, de 22 de junio de 2012, que se hubieran solicitado con arreglo a los enunciados generales de la Clasificación de Niza, de modo que se indiquen claramente los productos y servicios designados, cumpliendo así con los requisitos de claridad y precisión que exige esta sentencia. En cuanto a la Directiva, ésta deberá ser transpuesta a la legislación nacional de los estados miembros de la Unión Europea en el plazo de tres años, con excepción...
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) invalida el Acuerdo de Puerto Seguro entre la UE y EEUU

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) invalida el Acuerdo de Puerto Seguro entre la UE y EEUU

ALERTA EL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UNIÓN EUROPEA (TJUE) INVALIDA EL ACUERDO DE PUERTO SEGURO ENTRE LA UE Y EEUU El 6 de octubre de 2015, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha resuelto que el Acuerdo de Puerto Seguro, sobre la base del cual multitud de empresas realizaban transferencias de datos personales entre la UE y los EE.UU, es inválido. La normativa europea exige que las compañías que transfieran datos personales lo hagan únicamente a países que garanticen un nivel similar de protección de los datos. En el caso de los EE.UU., el intercambio de datos está cubierto por los Principios de Privacidad de Puerto Seguro, los cuales la Comisión Europea consideró adecuados en Julio de 2000. Las compañías que actualmente estén confiando en el Acuerdo de Puerto Seguro para transferir datos personales desde la UE hasta los EE.UU. podrían estar operando de manera ilícita. El Tribunal ha dictaminado que el Acuerdo de Puerto Seguro no protege suficientemente los datos personales de los ciudadanos europeos en la medida en que las compañías norteamericanas fueron obligadas a desatender, sin límite alguno, las garantías de privacidad cuando surgiera algún conflicto con requerimientos relativos a la seguridad nacional, el interés público o el cumplimiento de la ley de los Estados Unidos. Esta decisión tiene las siguientes consecuencias: Las transferencias de datos personales desde la UE a los EE.UU. actualmente cubiertas por el Acuerdo de Puerto Seguro carecen de legitimidad a menos que sean autorizadas expresamente por las autoridades de protección de datos o tengan encaje dentro de alguna de las excepciones legales. Las multinacionales que confían en...